AVISO URGENTE: DEROGACIÓN DEL REAL DECRETO LEY 21/2018, de 14 DE DICIEMBRE DE MEDIDAS URGENTES EN MATERIA DE VIVIENDA Y ALQUILER
24 enero, 2019
PACTOS SUCESORIOS EN CATALUÑA
22 abril, 2020

ENTREVISTA A DON ANTONIO QUINTANA PETRUS, SOCIO FUNDADOR DE QUINTANA ADVOCATS ASSOCIATS Y ACTUAL PRESIDENTE DE LA “CAMBRA DE LA PROPIETAT URBANA DE SABADELL I COMARCA”.

Antonio Quintana ha dedicado su vida profesional al Derecho en general y al Derecho Inmobiliario en particular y lo ha hecho tanto desde su despacho profesional a título personal  como desde la Cambra de la Propietat de Sabadell i Comarca a título Institucional y en la actualidad continua en la misma línea.

Son muchos años dedicados a la profesión …

Me licencié en Derecho en el año 1963, y desde entonces no he hecho otra cosa que servir a las personas y en cierto modo a mi ciudad de adopción, Sabadell. Simplemente no se hacer otra cosa. Soy un entusiasta de la abogacía, una profesión que llevo ejerciendo 56 años y que me ha dado muchas alegrías y alguna que otra decepción.

¿Cuál ha sido el momento más gratificante en el ejercicio como Abogado a lo largo de su carrera profesional?

He tenido muchos momentos gratificantes. De muy joven y una vez acabada la carrera (eran los años de la entrada en vigor de la Compilación de Derecho Civil de Catalunya), me presenté a un concurso de trabajos sobre la misma convocado por el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona y me concedieron el premio Decano Raimon d’Abadal que, al margen y además del honor de ser premiado, también obtuve la colegiación gratuita en dicho colegio, lo que a la edad de 24 años, era muy de agradecer.

Otro momento feliz fue cuando fui notificado de que, entre 80 candidatos, fui elegido entre los 12 ganadores como Secretario del Cuerpo Nacional de Secretarios de la Propiedad Urbana, con posibilidad de acceder a una toma de posesión inmediata del puesto de trabajo.

También recuerdo cuando fui padrino y pude imponer la toga a mi hija Carmen cuando acabó la carrera.

Tampoco puedo olvidarme de haber sido galardonado como “Colegiado de Honor” de mi estimado Colegio de Abogados de Sabadell.

Pero hay otros muchos momentos gratificantes en nuestra profesión. Cuando te notifican una Sentencia favorable en un tema complicado y/o dudoso; cuando por la calle te pasa alguna persona a quién no he reconocido y me dicen: “Vd. me solucionó la vida” y yo digo: “no será para tanto”, pero luego te explican su historia y te das cuenta que hay gente muy agradecida, que también ayuda a compensar los duros momentos de tener que comunicar al cliente que hemos perdido el pleito y que además nos han impuesto las costas. ¡Dios mío; toda una noche de insomnio si tienes la visita concertada para el día siguiente!

¿Cómo valora el ejercicio de la profesión en la actualidad?

En general la abogacía ha experimentado muchos cambios a lo largo de mi trayectoria profesional y en particular nada tiene que ver el ejercicio de la profesión hace 40 años con el ejercicio hoy en día. Han cambiado los valores, las formas de hacer las cosas, la sociedad e incluso las herramientas que utilizamos en el nuestro quehacer diario.

Hoy existen muchísimas más disciplinas jurídicas especializadas y más competencia entre compañeros, lo que nos obliga -además de invertir, como se ha hecho siempre, tiempo a los asuntos y dedicación a los clientes- debemos estar al día en lo último en las tecnologías aplicadas a nuestra profesión. Desde darnos a conocer a través de página web, redes sociales, newsletters, etc, hasta el sistema de comunicación con los compañeros, con los clientes, e incluso con los Juzgados y Tribunales de Justicia. Todo está hoy en día informatizado; es un presente que no puedes obviar.

Por suerte hemos sabido evolucionar en este sentido, sin olvidar la importancia del trato personal que considero no puede perderse de ningún modo.

Lo más pesado de esta época que vivimos es la “diarrea” legislativa de todos los gobiernos, ya sean del Estado, de la Comunidad Autónoma y/u Ordenanzas Municipales, y de todos los colores políticos, que diariamente te modifican normas, cambian criterios legislativos, prácticamente todas las nuevas Leyes y resto de legislación entran en vigor al día siguiente de su publicación, cuando el sabio Código Civil de 1889 concede un periodo de 20 días como mínimo para enterarte de las nuevas normas, estudiarlas y digerirlas … muy muy pesado.

Después de esta larga trayectoria como jurista y llegado este punto, ¿se ha planteado nuevos retos?

Los años pasan y pesan. Pero tengo la gran fortuna de gozar de muy buena salud y mientras me encuentre bien no me faltarán ganas de seguir haciéndolo, pero no es sólo mérito mío, pues he tenido la suerte de acertar en el “ius eligendi” y gracias a ello estoy rodeado de unos profesionales que conformamos un equipo jurídico y fiscal de primera. Siempre nos hemos entendido muy bien y hemos sabido crear una forma de trabajar entusiasta y profesional. Somos como una familia.

Así que todo apunta a que daremos guerra aún unos cuantos años.

Hemos tenido conocimiento que el pasado 22 de mayo fue nombrado Presidente de la Cambra de la Propietat Urbana de Sabadell i Comarca. ENHORABUENA ¿El retorno a su segunda residencia profesional?

Muchas gracias.

Es cierto que fue mi segunda residencia profesional después de mi despacho, ya que durante 39 años estuve compaginando el ejercicio de la profesión liberal de Abogado con la Secretaría General de la entonces Cámara Oficial de la Propiedad Urbana de Sabadell, a la que accedí por oposición ante el Ministerio de la Vivienda en 1972. Fueron años que recuerdo con mucho cariño y fue durante esa etapa de madurez, tanto de edad como profesionalmente, cuando pude tirar adelante con una numerosa familia que me ha colmado de satisfacciones y también me permitió integrarme en diversas corporaciones y entidades de Sabadell, con lo que desde la cultura de la gratuidad, considero he devuelto a mi ciudad de adopción algo de lo mucho que he recibido de ella.

Ahora y tras varios años como vocal de la Junta Directiva de la Corporación, he tenido el gran honor de ser nombrado Presidente, cargo que juré ejercer de forma leal y fiel y quedar al servicio de sus finalidades principales: la defensa de los intereses de la propiedad privada como un bien consagrado en la Constitución y muchas veces machacada por las normativas voraces de la Administración, la lentitud de los procedimientos administrativos y especialmente los judiciales, etc.

La verdad es que siento una gran ilusión y satisfacción porque en dicha Corporación me siento como en casa, pero además estoy rodeado de un equipo muy competente e intentaremos, entre todos, hacer valer nuestra presencia y valor, no sólo en la ciudad de Sabadell, sino también en la Comarca que tiene asignada la Corporación, con una población superior a los 500.000 habitantes (12 municipios) y que poco a poco intentaremos difundir nuestra ayuda y conocimientos.

¿Algún proyecto en perspectiva desde su nuevo cargo?

El proyecto en sí, es servir a la ciudadanía y colaborar con las Administraciones e Instituciones locales y Autonómicas (a través de los Consejos de Cámaras) con el fin de proteger los intereses de los propietarios en su más amplio sentido, si bien con total respeto al Ordenamiento Jurídico vigente.

También pondremos nuestro granito de arena para construir un Derecho de la Propiedad acorde a las nuevas formas de propiedad o incluso del uso que se da a la propiedad.

Cada dos años se celebra en un país diferente de la Unión Europea el Congreso de la UIPI, al que he tenido la ocasión de asistir en representación de la Cámara por delegación de la Presidencia, los últimos 3 o 4 Congresos Internacionales. Este año tengo el honor de hacerlo en mi calidad de Presidente en el Congreso Europeo a celebrar en Roma los días 7 al 9 de junio.

Ya os contaré.